One Radio 107.3

post-header
Si San Juan

“Medicación sin daño”: un paso más en el cuidado del paciente

El Comité de Seguridad del Paciente del Hospital Rawson continúa emprendiendo acciones para eficientizar los cuidados y disminución de riesgos en la atención hospitalaria.

El 17 de septiembre, Día Mundial de la Seguridad del Paciente, fue establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2019, con el objetivo de impulsar la colaboración de la población en la seguridad de la atención de salud y promover las acciones mundiales para mejorar la seguridad de los pacientes y reducir los daños que puedan afectarles. Durante el año 2022 la OMS insta actuar a toda la Comunidad Hospitalaria bajo el lema “Medicación Sin Daño”.

El Comité de Seguridad del Paciente del Hospital Público Descentralizado Dr. Guillermo Rawson, promueve estrategias para la prevención de eventos adversos, generando planes de acciones de mejora continua e implementando procesos de atención segura, todo ello para fomentar la cultura de Seguridad del Paciente.

Para conmemorar este día, se ha previsto una combinación de actividades virtuales, promoción, iluminación y ornamentación de espacios de color naranja, que simboliza el papel central de los pacientes en el empeño de los países por alcanzar la cobertura sanitaria universal. Invitamos a todos los sanjuaninos a unirse a la campaña mundial para promover los esfuerzos colectivos en favor de la Seguridad Del Paciente.

En el marco de esta celebración, el Comité de Seguridad del Paciente informa acerca de  los procesos de atención estandarizados implementados para “Medicación sin Daño”:

Se actualizaron procedimientos (protocolos) de la actividad asistencial.
El medicamento es una de las herramientas más valiosas que se han desarrollado a lo largo de la historia para el tratamiento y prevención de enfermedades, hay que destacar la complejidad en el sistema  de utilización del medicamento, formado por distintos procesos:
Evaluación.
Selección e incorporación en el vademécum (formado por un comité interdisciplinario).
Prescripción (médico), validación farmacéutica (farmacéutico).
Preparación y dispensa (farmacéutico y técnico de farmacia).
Administración (enfermería).
Seguimiento farmacoterapéutico (todos los profesionales sanitarios y el paciente o sus familiares); que conlleva un mayor riesgo de que se produzcan errores y de que éstos, como consecuencia, generen efectos adversos a los pacientes.

 En nuestra institución se está trabajando con barreras de prevención de errores: por ejemplo, la prescripción electrónica cuenta con soporte para la decisión clínica (con alertas de interacciones medicamentosas, medicamentos de alto riesgo, compatibilidad físicoquímica entre drogas, ajuste de drogas por injuria renal, entre otros) a través del cual el prescriptor administra la información de medicamentos para indicar un tratamiento óptimo, eficaz y seguro. 

En la preparación del medicamento se cuenta con una re-envasadora de comprimidos y ampollas, que permite identificar a cada fármaco como unidad con su lote y vencimiento. Este proceso es realizado por un técnico farmacéutico y tiene doble chequeo, el técnico re-envasa (lote y vencimiento) y el farmacéutico corrobora que dicha información sea la correcta. Además, se tiene presente a los medicamentos identificados como LASA (del idioma inglés: look-alike, sound-alike medication), son aquellos con similitud fonética, ortográfica o de envasado. Para los medicamentos de ALTO RIESGO (aquellos que presentan una probabilidad elevada de causar efectos adversos graves o incluso mortales cuando no se utilizan correctamente), se tuvo presente la lista de medicamentos de alto riesgo del Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos del ISMP (Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos –España).

La dispensación se realiza a través de una dosis unitaria, la cual es preparada por un técnico farmacéutico con previa validación farmacéutica de la prescripción- pedido especial- botiquín.

Las áreas críticas cuentan con sistemas automáticos de dispensación (PYXIS). Su utilización permite una barrera más de control antes de la administración de los medicamentos al facilitar la dispensación una vez que se ha prescrito y validado la orden médica, lo que puede ayudar además a que el farmacéutico se implique activamente en la optimización del tratamiento del paciente.

 La administración del medicamento por parte de enfermería, tiene en cuenta los 5 “correctos”:    

Medicamento Correcto.
Paciente Correcto.
Hora Correcta.
Dosis Correcta.
Preparación Correcta.

Previous post
Next post
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy