One Radio 107.3

post-header
Infobae

Manifestantes iraníes incendian comisarías mientras crecen los disturbios por la muerte de una mujer

FOTO DE ARCHIVO. Una imagen sin fecha obtenida de redes sociales muestra a Mahsa Amini. IranWire/vía REUTERS (IRANWIRE/)

DUBÁI, 22 sep (Reuters) – Manifestantes en Teherán y otras ciudades iraníes incendiaron el jueves comisarías y vehículos de la policía, al intensificarse los disturbios provocados por la muerte de una mujer detenida por la policía de la moral, con informaciones que apuntan a ataques a las fuerzas de seguridad.

Mahsa Amini, de 22 años, murió la semana pasada tras ser detenida en Teherán por llevar un “atuendo inadecuado”. Cayó en coma mientras estaba detenida. Las autoridades han dicho que van a abrir una investigación sobre la causa de su muerte.

El incidente desató una enorme ira en la población y las peores protestas en la República Islámica desde 2019. La mayoría se han concentrado en el noroeste de Irán, de población kurda, pero se han extendido a la capital y a al menos 50 ciudades y pueblos de todo el país. La policía ha utilizado la fuerza para dispersar a los manifestantes.

Un miembro de una organización paramilitar progubernamental iraní el Basich fue apuñalado hasta la muerte en la ciudad nororiental de Mashhad el miércoles, informaron el jueves dos agencias de noticias semioficiales iraníes.

Las informaciones de las agencias de noticias Tasnim y Fars sobre el apuñalamiento aparecieron en Telegram, ya que sus dos sitios web estaban fuera de alcance. No hubo confirmación oficial de la muerte.

Tasnim también dijo que otro miembro del Basich fue asesinado el miércoles en la ciudad de Qazvín como resultado de una herida de bala infligida por “alborotadores y pandillas”, elevando a cuatro el número total de miembros de las fuerzas de seguridad muertos en los disturbios.

En el noreste, los manifestantes gritaron “Moriremos, moriremos, pero recuperaremos Irán” cerca de una comisaría de policía a la que prendieron fuego, mostró un vídeo publicado en la cuenta de Twitter 1500tasvir. La cuenta 1500tasvir se centra en las protestas de Irán y tiene unos 100.000 seguidores.

Reuters no pudo verificar las imágenes.

Otra comisaría de policía fue incendiada en Teherán mientras los disturbios se extendían desde Kurdistán, la provincia natal de Amini.

La muerte de Amini ha reavivado la furia en toda la República Islámica por cuestiones como las restricciones a las libertades personales —incluidos los estrictos códigos de vestimenta para las mujeres— y una economía que se tambalea por las sanciones.

Los gobernantes clericales de Irán temen un resurgimiento de las protestas de 2019 que estallaron por las subidas del precio de la gasolina, las más sangrientas de la historia de la República Islámica. Según Reuters, hubo 1.500 muertos.

Los manifestantes también expresaron esta semana su ira contra el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei. “Mojtaba, que te mueras y no te conviertas en Líder Supremo”, se vio corear a una multitud en Teherán, en referencia al hijo de Jamenei, que algunos creen que podría suceder a su padre en la cúspide del poder político iraní.

Reuters no pudo verificar el vídeo.

Informes del grupo kurdo de derechos humanos Hengaw, que Reuters no pudo verificar, dijeron que el número de muertos en las zonas kurdas había aumentado a 12 hasta el miércoles. Las autoridades iraníes han negado que las fuerzas de seguridad hayan matado a los manifestantes, sugiriendo que podrían haber sido disparados por disidentes armados.

Sin señales de que las protestas vayan a amainar, las autoridades restringieron el acceso a internet, según reportes de Hengaw, de residentes y del observatorio de acceso a internet NetBlocks.

Las mujeres han desempeñado un papel destacado en las protestas, agitando y quemando sus velos, y algunas cortándose el pelo en público.

En el norte de Irán, multitudes armadas con porras y piedras atacaron a dos miembros de las fuerzas de seguridad en una motocicleta mientras la gente los aclamaba, según un vídeo que Reuters no pudo verificar.

(Reporte de la redacción de Dubái; escrito por Michael Georgy; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Previous post
Next post
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy