One Radio 107.3

post-header
Infobae

¿Las controversias publicitarias afectarán la taquilla de 'No te preocupes cariño'?

Especial para Infobae de The New York Times.

Era uno de los proyectos más espectaculares que Hollywood había visto en años. Dieciocho postores. Una directora en ascenso. Florence Pugh, la actriz del momento, que sube como la espuma. “No te preocupes cariño” estaba destinada a ser un éxito.

Pero ahora, la producción de 35 millones de dólares es tema de conversación por su desastrosa situación publicitaria. En las últimas tres semanas, la que fuera una película muy esperada se ha convertido en un espectáculo en el peor de los sentidos, y la directora del filme, Olivia Wilde, se ha puesto la soga al cuello durante el periodo promocional. Ahora, todos observan la taquilla y esperan el estreno de la película —una de las tres que Warner Bros. proyectará en cines en lo que queda del año— el 23 de septiembre.

Las señales de problemas empezaron a aparecer en marzo, cuando la vida personal de Wilde se mezcló con sus esfuerzos promocionales en un escenario de Las Vegas, donde la interrumpieron durante la presentación del avance de “No te preocupes cariño” para entregarle los documentos de custodia de su exprometido, el actor de “Ted Lasso” Jason Sudeikis.

Esto se convirtió en una espiral de rumores en internet sobre cómo Pugh no ha promocionado la película como se debe, lo cual a su vez llevó a rumores sobre una pelea entre la directora y la estrella a causa del supuesto romance en el plató que mantuvieron Wilde y Harry Styles, la estrella del pop en su primer papel fílmico importante. (Wilde se ha negado a hablar de los rumores, y solo declaró en Vanity Fair que las noticias de que dejó a Sudeikis por Styles eran “completamente falsas”). La situación se agravó cuando Wilde señaló en Variety que había despedido a Shia LaBeouf, el primer actor para el papel que finalmente interpretó Styles, pero LaBeouf rebatió su versión con pruebas de audio y video que respaldaron su afirmación de que había renunciado.

La saga alcanzó su punto álgido este mes en una tensa rueda de prensa en el Festival de Cine de Venecia, a la que Pugh no asistió. Cuando le preguntaron por la polémica, Wilde respondió de manera escueta: “El internet se alimenta a sí mismo. No siento la necesidad de contribuir. Creo que tiene bastante tela de donde cortar”.

Wilde rechazó hacer comentarios para este artículo, y canceló horas antes una entrevista programada desde hace tiempo. Un representante de Pugh también se rehusó hacer comentarios.

Este escándalo ocupa un lugar bastante bajo en el medidor de indignación de Hollywood. Stephen Galloway, decano de la Escuela Dodge de Cine y Medios de la Universidad de Chapman y autor de “Truly, Madly”, la historia del apasionado romance entre Vivien Leigh y Laurence Olivier, lo describió como “un escándalo caótico”. Pero la de gran repercusión mediática de la situación de “No te preocupes cariño” podría afectar el entusiasmo que despierta el posible ascenso de Wilde como una nueva y brillante directora en Hollywood.

La película se centra en Alice (Pugh) y Jack (Styles), una pareja de enamorados cuya idílica existencia en la década de 1950 oculta una realidad más siniestra. Concebida originalmente por Carey y Shane Van Dyke (nietos de Dick Van Dyke) con un guion que apareció en “La lista negra”, un compendio de los mejores guiones no producidos del año, “No te preocupes cariño” fue reescrita por Katie Silberman (guionista de “La noche de las nerds”, dirigida por Wilde). Este se convirtió en objeto de una guerra de ofertas, y la división New Line de Warner Bros. obtuvo el proyecto gracias, en parte, a su compromiso de estrenar la película en cines.

Ahora, “No te preocupes cariño”, que se estrenará en más de 2000 cines, corre el riesgo de fracasar. Los expertos en taquilla, basándose en las encuestas realizadas antes del estreno para comprobar el interés de los consumidores, habían previsto una recaudación de casi 20 millones de dólares el fin de semana de estreno. En los últimos días, esos cálculos han bajado a casi 18 millones de dólares. Las encuestas han mostrado que las ventas de entradas podrían ser incluso de 16 millones de dólares. Warner Bros. No quiso hacer comentarios sobre las proyecciones de taquilla, pero un miembro del estudio que no tenía autorización para hablar oficialmente aseguró que siempre se habían esperado cerca de 18 millones de dólares y que el interés no había fluctuado.

Las primeras críticas no han sido buenas. Rotten Tomatoes actualmente le otorga una puntuación del 38 por ciento, una pésima calificación. Muchos críticos han mencionado el escándalo que rodea la película. El crítico de Los Angeles Times, Justin Chang, se preguntaba si Alice podía ser “un reflejo más adecuado de Wilde, una directora con talento que intenta luchar por salir de un sistema misógino que no juzgaría a un hombre que viviera algo similar”.

El futuro de Wilde no está claro. Después de “No te preocupes cariño”, estaba previsto que dirigiera “Perfect”, una película sobre la gimnasta Kerri Strug. Pero según tres personas que saben del proyecto a las que se les concedió anonimato para hablar del tema, Wilde abandonó la película después de pedir a diferentes guionistas que reescribieran la historia antes de abandonar el filme, pues piensa que el guion aún no estaba listo para pasar a la fase de producción.

“Me quedó claro que este año era un momento para ser una madre que se queda en casa”, dijo a Variety. “No era el año para estar en un plató, que lo abarca todo”.

Tiene dos proyectos en desarrollo temprano: una nueva película de Marvel, que dos personas involucradas dijeron que era “Spider-Woman”, y una comedia navideña sin título que Universal Pictures tiene en marcha desde 2019.

Algunos creen que la atención causada por el escándalo podría atraer a más cinéfilos a los cines, siguiendo el aforismo de que no existe la mala publicidad.

“Creo que dar a conocer aún más una película como esta, llena de grandes talentos, puede ayudar a que la gente sepa de su existencia; ya la lanzaron y se estrenará pronto”, comentó Joe Quenqua, un ejecutivo veterano de las comunicaciones estratégicas.

Warner Bros. sigue con su estrategia de mercadotecnia original. El estudio anunció la semana pasada que su experiencia IMAX de los lunes, que incluirá una proyección de la película y una sesión de preguntas y respuestas en vivo en cien lugares de todo el país, es el evento en vivo que más rápido se ha vendido en la historia de IMAX.

Wilde asistirá al evento; Pugh, no.

Previous post
Next post
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy