One Radio 107.3

post-header
Infobae

Berlín insiste en vías alternativas permanentes para exportar trigo ucraniano

Berlín, 24 jun. El Gobierno alemán subrayó hoy la necesidad de buscar vías alternativas permanentes para la exportación del trigo ucraniano y de poner fin a la dependencia de las exportaciones rusas, así como de incrementar la producción agrícola en los países receptores.

El ministro de Agricultura, Cem Özdemir, advirtió en rueda de prensa que “el mar Negro no podrá ser una vía segura para Ucrania a largo plazo, incluso si acaban los enfrentamientos armados”, por lo que hay que buscar “una ruta o rutas alternativas permanentes”.

Agregó que mientras el presidente ruso, Vladímir Putin, siga en el poder, Ucrania puede ser chantajeable y habrá implicaciones para las seguridad alimentaria mundial.

Expresó su escepticismo respecto a la disposición de Rusia a negociar un desbloqueo de los puertos cuando al mismo tiempo las tropas rusas bombardean silos.

Recordó que las exportaciones de grano ucraniano se desplomaron de cinco millones de toneladas al mes antes de la guerra a 350.000 al comienzo de la agresión rusa, y que en mayo subieron de nuevo a 1,7 millones, pero advirtió de que esto va ligado a un “enorme esfuerzo” y “costes notablemente mayores” y de que hay limitaciones de infraestructura y problemas logísticos.

La ministra de Cooperación y Desarollo, Svenja Schulze, señaló que la guerra en Ucrania destruye campos y silos y bloquea exportaciones y en este contexto resaltó el objetivo de “salvar a las personas de la muerte por inanición”.

Y precisamente porque Putin “emplea el hambre como arma”, hay que acabar con la dependencia de Rusia en cuanto al grano, para lo cual hay que fortalecer a los países para enfrentar las crisis, lograr que sean más independientes y también que vuelvan a cultivar más, dijo.

La ministra de Exteriores, Annalena Baerbock, por su parte, recordó que 345 millones de personas en todo el mundo están seriamente amenazadas por la escasez de alimentos por causas como conflictos regionales, sequías, las consecuencias del cambio climático y el impacto de la pandemia del coronavirus.

Pero sólo la guerra rusa en Ucrania ha convertido lo que la ministra calificó de “ola que amenaza la vida” en un “tsunami”.

Mientras Rusia exportó en mayo y junio aproximadamente las mismas cantidades de trigo que un año atrás, Moscú “utiliza conscientemente el hambre como arma de guerra y convierte en rehén a todo el mundo”, denunció.

Señaló que la conferencia internacional que se celebra hoy en Berlín para buscar fórmulas para dar salida al trigo ucraniano bloqueado por Rusia reunirá a cincuenta delegaciones y al encuentro acudirán presencialmente una cuarentena de ministros.

Entre los invitados figura asimismo China, que no estará presente por razones vinculadas a la pandemia, y que la ministra calificó de “actor esencial que debe y puede participar”.

Los objetivos son cuatro: agilizar las exportaciones de Ucrania con vías alternativas, aumentar la ayuda de emergencia para alcanzar los 44.000 millones de euros necesarios, pensar en cómo mejorar de manera sostenible la producción y el consumo para enfrentar mejor este tipo de crisis y abordar los efectos indirectos “para poder controlar el tsunami que se está formando”.

Schulze señaló que Alemania destinará este año alrededor de 4.000 millones en seguridad alimentaria y en la lucha contra la hambruna, al tiempo que indicó que en relación con los países en desarrollo las tres cosas importantes son el dinero, una mejor coordinación y un enfoque sostenible e integral.

“No se trata sólo de combatir esta crisis del hambre, sino evitar la próxima y la de después”, subrayó. EFE

egw/cph/ig

Previous post
Next post
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.