One Radio 107.3

post-header
Infobae

Asociaciones civiles y religiosas condenaron el brutal asesinato de dos sacerdotes en Chihuahua; exigen la recuperación de sus cuerpos

Ambos sacerdotes jesuitas fueron ejecutados al intentar auxiliar a un hombre que era perseguido por personas armadas (Foto: Twitter@JesuitsGlobal)

Por el asesinato de dos sacerdotes jesuitas en el municipio de Urique, en Chihuahua, diversas asociaciones civiles y religiosas han condenado los brutales hechos y exigen que se recupere de manera inmediata los cuerpos de los clérigos que fueron sustraídos posterior a su ejecución.

Javier Campos Morales y Joaquín César Mora fueron asesinados el lunes 20 de junio cuando intentaron auxiliar a un hombre que buscó refugio al interior de una iglesia de la comunidad de Cerocahui, luego de que fuera perseguido por hombres armados.

En dicho templo religioso perdieron la vida tres personas: los dos sacerdotes de 79 y 81 años, así como el civil al que trataron de ayudar, confirmaron las autoridades.

Al respecto, la Compañía de Jesús exigió justicia por sus hermanos abatidos y aseguraron que este asesinato no se trató de un hecho aislado, toda vez que en la Sierra Chihuahuense hay una fuerte presencia del crimen organizado.

La Compañía de Jesús aseguró que los asesinatos de los dos sacerdotes jesuitas no fue un hecho aislado (Foto: Twitter@Jesuitas_Mexico)

“Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas (…) La sierra tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas”

Por ello, también solicitaron que se garantice la seguridad de toda la comunidad de Cerocahui. Asimismo, el general de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa, expresó su dolor ante el asesinato de ambos sacerdotes. “Estoy consternado y triste por esta noticia”, comentó, al tiempo que manifestó sus condolencias hacia la comunidad jesuita en México y los familiares de las víctimas.

Por su parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano mostró su indignación por los lamentables homicidios del Padre Javier Campos y el Padre Joaquín Mora. “En medio de tanta muerte y crimen que se vive en el país, condenamos públicamente esta tragedia y exigimos una pronta investigación y seguridad para la comunidad y todos los sacerdotes del país”, señalaron en un comunicado.

Estos hechos violentos, que incluso llegaron hasta el portal de noticias del Vaticano, también fueron condenados por la Arquidiócesis Primada de México, la cual pidió el cese de la violencia que se vive en el país.

La iglesia donde asesinaron a los dos sacerdotes jesuitas se encuentra ubicada en la Barrancas del Cobre, en el municipio de Urique, Chihuahua (Foto: Jovani Pérez / Infobae México)

Información en desarrollo…

Previous post
Next post
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy